Salsotecas


Las salsotecas, aunque seguramente lo estés pensando, no son bares donde te sirven sal.
La sal te la sirven en las salfeterías. Pero si las quieres al por mayor, tienes que ir a una salrrería. En estas últimas es más barata, pero te tienes que llevar mínimo 20 kilos. Y a ver qué haces tú ahora con 20 kilos de sal.
La academia de salsa y bachata de Antonio y el del Cónsul no es una salsoteca, sino una salsoacademia.
Las salsotecas son bares de copas donde un DJ pone canciones de salsa y bachata en lugar de los éxitos de los treinta y nueve principales.
En ellos encontrarás un montón de gente con una afición común: bailar salsa.
Si quieres aprender a bailar salsa con soltura, te recomiendes que las visites con frecuencia. Mientras más practiques este baile y con más gente bailes, antes aprenderás y cogerás soltura.
Y lo mejor es bailar con desconocidos, porque tus amigos y compañeros de clase son previsibles y ya sabes qué figuras te van a hacer.
A mí la verdad es que los bares "en general- me hacen bastante poca gracia. Imagino que crecer en uno tuvo algo que ver con esta manía, porque cuando la hostelería es el negocio familiar, acabas por cansarte mucho de este sector.
No me gusta estar en recintos cerrados llenos de gente, con música alta.
Tampoco me gusta que me incordien echándome fotos que luego cuelgan en internet.
Desde hace algunos años prefiero mil veces bailar en clase, en grupos más o menos reducidos, o en el salón de mi casa y a ser posible, completamente desnuda.
Yo antes me vestía como todo el mundo, pero un día me cansé de la ropa y empecé a quitármela.
La gente que me ve dice que cada vez voy más en cueros e incluso algunos me dan unas monedas para que vaya a comprarme algo de ropa.
Yo cojo gustosa sus dádivas, pero me las gasto en tangas, porque la verdad, a mí me gusta el nudismo.
También me gusta el exhibicionismo. Esto es algo que yo no sabía y lo descubrí hace poco.
Verás tú qué risa como mi madre se entere.