Lo mas reciente



En la actualidad más reciente del mundo de la salsa, la bachata y los ritmos latinos en Málaga y desde la academia de salsa de El Cónsul, Málaga, dirigida de forma brillante por el conocido profesor Don Antonio de la Manía, os queremos poner al día de la gran noticia que ha llegado a nuestra redacción salsera y de la que al principio, no podíamos dar crédito.

Seguro que muchas veces te has preguntado (todos los bailarines de salsa y bachata lo hacen alguna vez) si existe o no salsa después de la muerte. Pues hace tres días un grupo de amigos salseros de la localidad de Almogía (Málaga) descubrieron que sí.

"Al salir del bar de salsa, tropecé y caí al suelo, con tan mala suerte que me golpeé fuertemente la cabeza. Si no hubieran echado polvos talcos en la pista para que la gente deslizara mejor, no me habría caído. El problema fue que al salir, había llovido y la mezcla del talco con el agua se convirtió en una especie de barrillo deslizante y no pude evitar la caida. Al principio, vi una luz, al final de un túnel de la A92. La Guardia Civil -o eso creía yo- me estaba haciendo indicaciones luminosas con una barrita para que me parase a la derecha. Yo no había bebido alcohol, así que no me preocupé.

"Pero cuando estuve lo suficientemente cerca, vi que no era un Guardia Civil, sino que era Dios.

" - ¿Estoy muerto? -pregunté.

 " - Eso parece -dijo él con un tonillo cantarín, como en un compás de ocho tiempos.

  "De la radio de su moto empezó a elevarse un sonido que me era peculiar y al cabo de un instante lo reconocí:
   Sonaba la salsa YO SOY LA MUERTE interpretada por el GRAN COMBO.

  "- Pero, ¿tú entonces quién eres: la muerte o Dios? -le pregunté curioso.

  " - Tanto monta, pero si quieres puedes llamarme Tuco.

  " - ¿Tuco? ¿Cómo la urraca parlanchina?.
 
  " - Exacto, como La Urraca.
 
  " Entonces sentí una descarga eléctrica y desperté en la unidad de reanimación del Clínico. Había estado a punto de irme para el otro barrio, pero los servicios sanitarios se esmeraron hasta lograr devolverme sano y salvo a este mundo. Pero amigos, sí, yo puedo aseguraros que hay salsa después de la muerte y suena bastante bien".

Es un gran descubrimiento de nuestra era, pues hasta el momento no había pruebas ni testimonios fiables de que una vez muertos, la salsa siguiera existiendo. El testimonio del salsero malagueño Andrés García deja fuera de toda duda lo que ya sospechábamos.

Continuaremos bailando hasta el final y más allá.

Sigue la actualidad de la salsa en nuestra sección de noticias recientes de la Academia de salsa de Antonio, todos los días de 8 a 9 de la mañana.